Agutí

El agutí

Este roedor es del grupo de los histricomorfos pertenecientes a la familia de los Dasyproctidae. También se les conoce también como ñeques, picures, añujes o guanaribo. Por lo general, tienden a medir entre unos 41 y 66 centímetros de longitud. Además cuentan con una cola que puede llegar a medir hasta 3 centímetros. La altura de estos roedores puede llegar a ser de uno 26 a 36 centímetros. El peso corporal que pueden alcanzar es de hasta 5 kilos por ejemplar. Estos animales en cuanto a su pelaje por lo general es castaño oscuro o marrón. Además se encrespa tanto en la nuca como en la espalda durante el cortejo y durante el estado de alerta. Debido a su longitud los ejemplares de esta especie son un tanto más flexibles.

Distribución del Agutí

Estos pequeños roedores habitan en países de América Central. Así como también en algunas de las islas del Caribe y ciertas zonas centrales o al norte de Sudamérica. Ejemplares de esta especie prefieren vivir en la cordillera de los andes desde Colombia hasta las zonas selváticas de noroeste argentino. Su predominancia es el sotobosque de las selvas tropicales así como distintos bosques de galería. Aunque con facilidad pueden adaptarse a las sabanas y campos de cultivo donde encuentren alimentación.

Historia del Agutí

Estos animales se han logrado domesticar desde hace años atrás. Esto, solo si se les logra cazar desde una edad muy temprana ya que se adaptan a otros medios fácilmente. Todo esto ha venido amenazando a la especie ya que muchos son cazados en edades adultas. Por lo tanto, no sobreviven a los distintos cambios de hábitat que se les den. A pesar de esto, los agutíes no se encuentran en peligro de extinción por el gran número de ejemplares. Su reproducción es buena cuando logran establecerse en un territorio cómodo, aumentando notoriamente su población.