Antílope

El antílope

Estos mamíferos son parte de la familia de los Bóvidos donde entran también las ovejas y toros. Poseen gran tamaño junto a la presencia de cuernos macizos en los machos, aunque en algunas hembras se pueden presentar. Pueden a tener una altura que va desde los 30 centímetros hasta el metro de alto. Sin embargo, hay ejemplares que miden 180 centímetros de largo y pesan unos 950 kilos. Mientras que otros ejemplares de la especie tan sólo miden 24 centímetros por 1.5 kilos. Estos no son grandes corredores aunque sí hay algunos que pueden desarrollar gran velocidad. Al igual que dependiendo de su hábitat llegar a saltar unos 2.4 metros de altura entre rocas y peñascos.

El hábitat del antílope

Principalmente estos animales son nativos de África, aunque existen ejemplares en Asia y zonas de Norteamérica. En estados unidos, en Texas, existen ejemplares de estos animales que provocaron una caza implacable por parte de los humanos. Sus lugares favoritos para estar son llanuras, por lo que se sienten en comodidad en zonas de África y Asia. Dependiendo las subespecies, pueden habitar en el desierto, lugares fríos, ambientes rocosos, semiacuáticos y muchos otros. Los que se encuentran en bosques son mucho más sedentarios aunque el resto puede tener migraciones muy largas.

Evolución de los antílopes

Como todos los mamíferos tienen descendencia de un único animal de unos 25 a 30 millones de años atrás. Sin embargo, los restos fósiles de antílopes más antiguos rondan a unos 20 millones de años. Los cuales tenían en su cráneo algo parecido a cuernos que utilizaban para defenderse. Estos con el paso del tiempo lograron evolucionar hasta convertirse en lo que conocemos hoy en día con características específicas. Logrando grandes emigraciones de la especie hasta encontrar el ambiente más apto para todos ellos.