Beluga

Las belugas

Estas también se conocen bajo el nombre de ballenas blancas. Su personalidad tiende a ser de las más sociables y amigables dentro del grupo de los cetáceos. Su capacidad de comunicación es interesante, realizan sonidos que incluso pueden oírse de manera similar a la de un hombre. Su color blanco lo consiguen plenamente en la edad de maduración incluyéndose dentro del grupo de animales albinos. En cuanto a su anatomía tienen cabezas redondeadas muy peculiares en la especie. No tienen una aleta dorsal y su tamaño puede ser de 5 metros alcanzando promedio de 50 años de vida.

¿Dónde podemos encontrarlas?

Generalmente estos cetáceos se encuentra en los alrededores del artigo distinguiéndose claramente por el color blanco de su piel. Estos generalmente en estas zonas se encuentran bajo la mirada de las orcas y osos polares al estar tan aislados. En tal caso, algunos pueden vivir en grupos de 10 ejemplares aproximadamente. Aunque el número durante el verano puede aumentar hasta unos mil por grupos. Entre ellas suelen divertirse, jugar y comunicarse ya que se sienten seguras entre sí. Sin embargo, algunas belugas pueden pertenecer a sus grupos junto con los delfines que son parientes muy cercanos.

Evolución de las Belugas

Esta especie de cetáceo ha tenido una evolución muy interesante ya que su nombre de género significa delfín sin aleta. Estos animales, con el paso de la evolución están separados de las familias de las ballenas. Se tienen reportes de que hace millones de años habitaban en aguas más cálidas de las que normalmente habitan hoy. En muchas ocasiones se incluye en la familia del delfín de río. Sin embargo, luego de hacer pruebas de ADN se les logró ubicar dentro de la familia de los Delphinidae. La primera Beluga fue descrita en 1776 por Peter Simon Pallas, un zoólogo y botánico alemán que trabajó en Rusia.