Chinchilla

Chinchilla

La chinchilla

Este animal es del grupo de los histricomorfos, pertenecientes a la familia de los Chinchillidae. Esta es creada por distintos cruces y una vida doméstica muy marcada. Este roedor tiene un pelajes que tiende a ser denso de coloración gris generalmente. Pueden adaptarse a un tipo de hábitat hostil donde tienen un tamaño similar al de un pequeño conejo. La edad promedio que puede llegar a alcanzar estos roedores es de unos 10 años. Aunque con un buen cuidado cuando se les doméstica pueden llegar a tener hasta 25 años cada ejemplar. Aunque tienen un reproducción totalmente lenta en comparación con distintos roedores.

Historia de la Chinchilla

De esta especie se han encontrado fósiles en toda América del Sur, pertenecientes a distintas épocas. Donde destacan el Eoceno superior, Plioceno y Pleistoceno, se puede creer que tienen presencia desde hace 150 millones de años. El primer animal de donde se desprendió esta especie era de más tamaño y habitaba en tierras de Argentina. Los ejemplares de este roedor no han emigrado desde su aparición. Por lo que siempre se han mantenido sobreviviendo a las distintas épocas y roedores a lo largo de los años. Estos, han tenido que sobrevivir a la intensa cacería de algunas regiones donde se comercializaba su pelaje y su carne. Además de que a la especie se les domesticaba con fines de servir de compañía.

Hábitat de la Chinchilla

Estos roedores tienden a encontrarse en la cordillera de los Andes. Donde prefieren alturas que llegan a ser de hasta 4500 metros sobre el nivel del mar. Las zonas rocosas desérticas han sido desde muchos años sus favoritos para vivir en grupos familiares. Actualmente, esta especie se encuentra en peligro de extinción debido a la cantidad de cacería que se les ha planteado. Es por ello que hoy en día no hay un mayor número de estos ejemplares en Suramérica.