Ciervo

Ciervo

Ciervo

Desde la prehistoria el ser humano ha admirado a los ciervos y los hemos utilizado como alimento y vestimenta. Es una especie muy amplia que cuenta con muchas subespecies de las cuales varias se encuentran extintas y estas dependen de la parte del mundo en la que se encuentre. En total son 48 especies dentro de la familia Cervidae. Animales comúnmente conocidos por su grandes cuernos y son representativos de las épocas frías y lugares alejados; lo que los hace una especie única en el mundo.

La historia detrás de los ciervos

Los ciervos, conocidos por su nombre científico Cervidos, son mamíferos que forman parte del conjunto de animales rumiantes. Miden al menos 1.30 metros y pesan aproximadamente 200 kilogramos, variando dependiendo de la especie que sea. Se encuentran especialmente en el continente europeo, americano y asiático. Son de cabello corto el cual varía su color dependiendo de la especie que sea.

Sus astas, crecen durante un año hasta que se caen y vuelven a crecer, así a lo largo de toda su vida. Su alimentación está basada en hojas y arbustos ya que son herbívoros. Esta especie vive al menos 10 a 13 años dependiendo de donde se sitúan o si están en cautiverio.

La especie más antigua y sus curiosidades

Los ciervos son una especie que despierta mucha curiosidad dentro de la especie, sus cuernos pueden llegar a pesar hasta 40 kilos, hasta que se caen y vuelven a crecer. Esta especie hace un sonido llamado berrea que funciona como medio de comunicación con los demás ciervos.

Es uno de los animales más antiguos del planeta, existiendo desde hace 38000000 años. Su mandíbula les facilita mucho la ingesta de comidas debido a que está diseñada especialmente para masticar y triturar con mayor facilidad, haciendo más sencilla la ingesta y la digestión de comida.