Dromedario

El dromedario

Este animal pertenece al grupo de los Camelidae, es muy similar al camello Bactriano. Solo que a diferencia de estos tienen un cuerpo un poco esbelto, pelaje corto y solo cuentan con una Joroba. Se dice el nombre Dromedario proviene de que su joroba forma una especie de D acostada. Tiene patas muy largas y un abdomen elevado que los hace muy particular y distintos al resto. Es claro que estos animales por su anatomía están adaptados a los climas de desiertos cálidos y arenosos. Es sus rodillas y tobillos cuentan con algún tipo de callosidad que los hace más resistencia a las largas caminatas.

Historia de los Dromedarios

Estos son de origen de la península arábiga, se cree que llegaron a habitar grandes zonas de África. Aunque muchos decidieron emigrar a otras zonas y crear especies de manadas en estado salvaje. En la época romana estos animales llegaron al desierto de Sahara y se lograron establecer. Luego en las exploraciones inglesas durante el siglo XVIII pudieron habitar zonas de Australia. Se conoce de un grabado en la región de Asuán el cual muestra a un dromedario. En este, su jinete que data de la época de la sexta dinastía de Egipto. Muchas obras literarias reflejan a los dromedarios dentro de ejércitos romanos durante la época del emperador Trajano. Aunque estos ya tenían tiempo implementando la domesticación de los mismos en sus regiones.

Distribución de los Dromedario

Estos animales cuentan con ejemplares tanto en el continente africano como en regiones de Australia. Sin embargo, luego de llegar a Australia entre los siglos XVIII y XIX. Muchos llegaron a llevar a estos animales a las islas canarias donde fueron utilizados como un método de transporte. En algunos desiertos de Australia estos animales llegaron a conseguir hogar luego de la llegada de los vehículos. Lo que terminó neutralizando su crecimiento poblacional aunque llegan a duplicarse cada 10 años.