Gacela

La gacela

Estos son un tipo de antílope que tienen tamaño medio, son muy veloces alcanzando velocidades de hasta 97 Km/h. Aunque en tiempo mantenido pueden correr a unos 56 Km/h. Estos animales tienden a vivir atentos en campo abierto debido a que son una de las presas favoritas de carnívoros. Estos no tienden a dormir mucho debido a su estado de alerta, pueden dormir una hora por día. Los cuales logran distribuir ese tiempo de descanso en periodos cortos de 5 minutos. Estos animales presentan un pelaje amarillo que puede ser claro u oscuro dependiendo la subespecie. Con una que otra franja negra, llegan a medir 90 centímetros de altura con peso de 55 a 80 kilos.

Hábitat de las gacelas

Estos animales tienden a vivir en espacios amplios donde puedan correr y alimentarse de la mejor manera. Viven en la sabana de áfrica y en algunos espacios del sudeste asiático. Las llanuras y espacios abiertos de áfrica con poca vegetación son donde tiende a existir predominancia de sus ejemplares. Su carrera puede verse de manera normal, viviendo en grupos que siempre están atentos. Las hembras al estar en celos pueden pelear con algunos machos hasta que este logre montarlos. Son peleas de poco tiempo aunque en oportunidades pueden salir gravemente heridos.

Historia de las gacelas

Estos animales con el paso del tiempo han tenido grandes complicaciones en cuanto a su población. Han existido lluvias que han desencadenado pestes que acaban con las vidas de muchos de los ejemplares de esta especie. Con esto, se han desarrollado distintos grupos de conservación de la especie en sus distintos hábitats. Donde se les cuida y se le da las mejores condiciones para su supervivencia. Algunos ejemplares se ven amenazados debido a la caza del hombre y de los depredadores como el Jaguar y el guepardo. Estos logran con su rapidez para cazar, atraparlos y terminar devorándolos.