Gato montés

El gato montés

Este felino salvaje es similar a un gato doméstico, posee un mayor tamaño que puede llegar a alcanzar 7 kilos. Su coloración es parda amarillenta y presenta franjas oscuras en patas y troncos. En cambio su en su cabeza dos rayas que nacen en sus ojos y se desplazan a sus mejillas. Es un gran depredador nocturno que se alimenta de pequeños roedores y pájaros aunque pueden llegar a cazar conejos. Las hembras son muy territoriales en comparación a los machos que pueden recorrer varios kilómetros con el pasar de los días. Esto sin duda es muy similar al comportamiento que tienen algunos grandes felinos en su desenvolvimiento durante la vida.

Hábitat actual del gato montés

EL montés europeo actualmente habita en bosques de España, pero se puede encontrar en Francia, Alemania, Escocia e incluso Italia. Estos animales en el pasado llegaron a ser muy abundantes en Europa y Asia. Aunque se han usado venenos para erradicarlos de algunas zonas donde representan algún tipo de peligro para las personas. Además, la eliminación de roedores ha logrado que su alimentación disminuya en grandes proporciones llevándolo a ser un animal escaso. Por otra parte, al ser un animal doméstico, se ha mezclado con gatos de otras razas disminuyendo su población principal.

La evolución del Gato Montés

Se cree que este gato proviene del gato de Martelli, abundante en tierras europeas desde hace 1.6 millones de años. Además, este gato era mucho más grande hace 250 mil años atrás gracias a un fósil encontrado del periodo interglaciar. Este pudo haberse modificado con el transcurso de las emigraciones que se dieron en Asia y Europa. Así, hasta que llegaron a África hace unos 50 mil años. Aunque se cree que el origen de los más recientes es de hace unos 10 mil años aproximadamente.