Gato viverrino

Gato viverrino

Con el nombre de gato pescador también es conocido este felino. Su coloración es oliva con gris, cuenta con manchas oscuras y su tamaño es mediano aunque puede variar. En algunas partes puede llegar a medir unos 80 centímetros sin su cola aunque en otros. Puede ser de tan solo 65 centímetros, acompañados de un peso promedio de 11.7 kilogramos. Tanto sus patas como su cola tienden a ser un poco cortas aunque musculosas. Su alimentación principal son los peces, comiendo unas 10 especies diferentes dentro del reino animal. Aunque puede comer ranas, cangrejos e incluso algunos roedores y aves que rondan en su hábitat.

El hábitat de un Viverrino

Su pariente más cercano es el Leopardo, por su coloración y agilidad. Este ejemplar también desarrolla su hábitat cerca de ríos, arroyos, manglares e incluso pantanos. Debido a que se les hace fácil la acción de nadar para poder cazar presas. Este tipo de felino se desarrolla en Asia por ser nativo del continente. Se puede ver ejemplares en Bali y en la India, al igual que en Java e Indochina. Se tiene conocimiento que en Pakistán hay una población en el rio Indo. Aunque actualmente no se sabe si siguen en ese hábitat debido a la gran caída de su población.

Historial del viverino

Este gato, como muchos otros felinos proviene del cruce entre distintos ejemplares y mezclas debido a migraciones en distintos continentes. Actualmente, este felino se encuentra en peligro de extinción desde el año 2008. Por lo tanto, se estima que solo quedan menos de 8 mil ejemplares. Se cree que ya en el sudoeste de Pakistán e india ya no quedan ejemplares de este felino. Muchas causas del declive de su población se debe a envenenamiento y al aumento desmedido de las pesca. Lo que coloca a los humanos como principales responsables de la disminución de alimentos de estos gatos.