Saltar al contenido
Animales

El koala

Este marsupial pertenece a la familia de los Phascolarctidae y es el único ejemplar que queda de esta familia. Lo que los convierte en parientes muy cercanos de los Wombats. Estos tienen un cuerpo robusto y sin cola que puede alcanzar hasta los 15 kilos en etapas maduras. En cuanto a su tamaño cuentan con una longitud de 60 a 85 centímetros. Estos animales son característicos por su pelaje de color gris y destellos de marrón chocolate. Aunque hay ejemplares del sur que pueden ser un poco más claros. Este animal por su aspecto totalmente distinto a otras especies se ha logrado convertir en símbolo de Australia. Sin embargo este animal actualmente es vulnerable con respecto a la extinción.

Hábitat del Koala

Este es común en Australia, viviendo en las zonas costeras de distintas regiones en el este y sur del continente. Puede verse también en estados como Queensland, Nueva Gales del Sur, Victoria y Australia Meridional. Por otra parte, se han encontrado distintos ejemplares de esta especie en las islas cercanas a Australia. Como lo son la de Adelaida, Canguro y French Island esto debido a la mano del hombre. Son amantes de hábitats totalmente abiertos como bosques con climas tropicales y templados. De igual forma les gusta estar cerca de ríos o arroyos para los tiempos más calurosos poder hidratarse y refrescarse.

Historia del Koala

Este animal logró pasar el primer proceso evolutivo en el Eoceno cuando se desligaron del linaje hace 40 millones de años. En todos los procesos que fue avanzando logró desarrollar distintos hábitos alimenticios como mejoras en su cráneo y dentadura. Por otra parte, consiguió modificaciones debido a cambios climáticos y de vegetación que tuvo Australia en el Plioceno y Pleistoceno. El koala entre los mayores cambio que fue adquiriendo fue un mayor tamaño y mayor volumen. Sin embargo, el fósil de Koala que se registró pertenece a la época del Pleistoceno medio.