Liebre

La liebre

Estos mamíferos pertenecen a la misma familia que los conejos ya que son muy similares con su tamaño y forma. Tienen las orejas largas y muy veloces al estar en carrera, la liebre europea alcanza unos 56 km/h. En cambio, la liebre de Norteamérica puede llegar a 64 km/h y saltar hasta casi 3 metros de altura. Estas especies de liebres tienen ciertas diferencias con respecto a lo que son los conejos. Ya que estos no viven en madriguera sino en nidos que forma sobre la superficie. De igual forma, no viven en grupos o manadas, pueden vivir en pareja o de forma solitaria. Por otra parte, esta especie no se puede domesticar con respecto a lo que se hace con el conejo.

Hábitat de las liebres

Las liebres europeas desde sus orígenes se han encontrado en toda Eurasia. Sin embargo, esta especie ha logrado emigrar a otros países del continente europeo gracias a la ayuda del hombre. La preferencia de estos ejemplares siempre han sido los climas cálidos y secos de Europa. Aunque pueden verse algunos en las zonas boscosas y lugares con cultivos agrícolas. Por otra parte, la liebre blanca está en las zonas más al norte de Europa. Estas buscan las zonas con buena vegetación para su alimentación así como zonas abiertas de bosques.

Historia de la liebre

Este animal es de origen europeo y fue fundamental en la etapa prehistoria. Esto debido a que fue una gran fuente de alimento para distintas especies. Fueron encontrados restos fósiles en zonas de España así como pinturas de ellos en cuevas del hombre epipaleolitico y neolítico. En la cultura romana este animal ya era considerado una especie de alimento para el hombre. Con la caza estos animales tuvieron bajas en su población pero actualmente esto no es un problema. Además que para los siglos XVIII y XIX este fue llevado a Norteamérica, Australia y Asia.

Liebre
4 (80%) 92 votes