Saltar al contenido
Animales

El mandril

Este primate es del catarrino perteneciente a la familia de los cercopithecidae, del viejo mundo. Tiene un parentesco con el babuino y con el dril que es su similar más cercano. Cada uno de los ejemplares de esta especie puede llegar a pesar unos 55 kilos. Con esto terminan siendo los monos más grandes del mundo sin contar a los grandes simios. Tienen un color pardo con oliva en su pelaje con tonos azules y rojizos en su cara como en el trasero. La media de peso con respecto a las hembras es de unos 30 kilos más que estas. Aunque hay algunas hembras que pueden llegar a pesar hasta 15 kilos.

Hábitat del mandril

Estos primates tienden a vivir en las distintas partes de África Ecuatorial, extendiéndose por toda Guinea Ecuatorial hasta el Congo. Ellos buscan principalmente para vivir los bosques tropicales que se encuentran en toda esta área, con vegetación alta. Así como con presencia de lluvia ya que se desenvuelven mejor en estos ambientes. Estos animales han venido presentando reducciones en su población debido al crecimiento poblacional. Además, muchos se han dedicado a la venta ilegal de estos animales y de sus carnes. La carne de este animal es de las más buscadas por cazadores. Por lo tanto, distintos grupos se ha dedicado al cuidado de esta especie aunque sigue estando en peligro de extinción.

Historia del Mandril

Este primate se ha venido desarrollando a lo largo del tiempo de una manera muy efectiva. como muchos otros que lograron separarse de los gorilas hace unos 18 millones de años. Esta especie ha desarrollado colores distintos en su pelaje y comportamientos que se le asemejan a los del ser humano. Los últimos estudios han desarrollado que la evolución de estos primates los llevó a comenzar a taparse los ojos. Esto, cuando quieren estar solos, de esta forma logran aislarse del resto de los primates que los rodean.