Saltar al contenido
Animales

El mono ardilla

Este es nativo en América Central y pertenece a la familia de los Cebidae. Estos animales pueden llegar a medir entre 26 y 33 centímetros. Cuentan con una cola que alcanza a ser mucho más larga que el cuerpo con hasta 39 centímetros de largo. En cambio, el peso de estos primates tiende a variar entre 0.5 y 1.1 kilos. Aunque claramente por peso y formación la hembra es más pequeña que el macho. Ambos sexos de estos ejemplares tienen una especie de máscara blanca al igual que las orejas y el pecho. En cambio otras zonas del cuerpo son un poco más oscuras con negros, gris amarillento, castaño y algunos con color crema.

Distribución de los Monos Ardilla

Estos animales son principalmente encontrados en los países de América Central. Cuentan con dos subespecies que se han separado por todo este territorio. Generalmente se encuentran entre las costas del Pacífico de los países como Costa Rica y Panamá. También tienen preferencia de bosques secundarios que están por debajo de los 500 metros sobre el nivel del mar. Por otra parte hay ejemplares que se pueden ver en países del sur como Ecuador, Venezuela, Brasil, Colombia, Guayana Francesa. Aunque cada especie tiene sus propios hábitats desarrollados en estos países ya mencionados.

Historia del mono ardilla

Con el paso de los años los ejemplares de esta especie lograron ir desarrollándose de distintas maneras. Es claro que en un principio estos animales tenían a tener tamaños muchos más grandes. Su evolución hasta el día de hoy no supera los 5 millones de años. A partir de entonces lograron crear distintas subespecies donde se ve determinado el lugar donde lleguen a habitar. Con esto fueron modificando un tanto su alimentación así como las características en su pelaje o tamaño. Es un proceso evolutivo que ha marcado a estos animales que sufren la caza y la pérdida de su hábitat.