Mono capuchino

El Capuchino

Este pequeño primate se le conoce también bajo el nombre de carablanca o carita blanca y pertenece a la familia Cebidae. Este ejemplar tiene un tamaño mediano que puede llegar a pesar hasta 4 kilos cada uno. Tienen un pelaje negro con cara blanca y una especie de pelaje blanco entre su cara y los hombros. Es común que estos animales tengan el pelaje más corto y oscuro en las regiones de su espalda y patas. El macho de esta especie puede desarrollar hasta un 30% más en su tamaño con respecto al de las hembras.

Distribución del Capuchino

Este animal se desarrolla comúnmente en toda América Central y algunas zonas de América del Sur. Puede verse también en la región central del continente en países como Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá. Se pueden ver algunos de ellos en países como Colombia y Ecuador en la región de los andes. Además, prefieren las alturas que van de 1800 metros a 2000 metros sobre el nivel del mar. Lo más buscado para su hábitat los bosques maduros y secundarios donde pueden existir hoja perenne y hoja caduca. Sin embargo, pueden buscar lugares donde hay grandes concentraciones de hojas de palmas. De igual forma, en las temporadas más secas del año buscan situarse en los bosques que tengan gran cantidad de agua. Así, lograrían poder hidratarse de la mejor manera, tanto ellos como las crías.

Historia del Capuchino

Estos animales desarrollaron con el paso de los años una inteligencia muy particular. Donde según fósiles encontrados en áreas de gran Bretaña y Brasil que datan de unos 2500 años. Estos animales pudieron desarrollar con distintas herramientas algunas técnicas para hacer distintas actividades en sus hábitats. Es claro que los ejemplares que dieron origen de estos animales eran un poco más grandes dentro de su entorno. Debido a que han venido modificándose debido a las distintas formas de alimento y hábitat que crearon.