Saltar al contenido
Animales

Las morsas

Esta especie de mamíferos cuenta actualmente con unos 250.000 ejemplares en todo el planeta. Pueden dividirse en 3 subespecies aún las morsa del mar de Laptev ya no es reconocida como una morsa. Son carnívoras, las del pacífico pesan aproximadamente entre 800 y 1700 kilogramos con una longitud que va entre 2.7 y 3.6 metros. Su piel es gruesa con una capa de grasa de unos 4 centímetros de espesor. Además, tiene un pelaje que recubre todo su cuerpo hasta las aletas. Sin embargo este puede cambiar de color según la temperatura en la que se encuentren estas especies.

Ubicación de la especie en el planeta

Principalmente, por las temperaturas, esta especie se encuentra en la zona circumpolar, relacionándose poco entre sí. Las morsas del pacífico pueden encontrarse en zonas realmente frías como el mar de Bering, Chuckchi y Laptev. En cambio, las morsas del atlántico están principalmente en zonas costeras del nordeste de Canadá, Groenlandia y Rusia. Por otra parte, las morsas que habitan en el pacífico tienden a emigrar por la extensión del casquete polar. Algunas pueden trasladarse unos 3000 kilómetros durante estas emigraciones que deciden realizar en ciertas temporadas. Con esto, logran estacionarse en el frío mar de Bering en invierno y el verano en el mar de Chukchi.

Historia de las morsas

Según pruebas de ADN que se han hecho con los primeros fósiles, se cree que provienen de la familia de osos. Aunque estas pueden tener una gran relación a las focas aunque no les crezcan los colmillos. De igual forma, otra hipótesis dice que las morsas estarían relacionadas por sus colmillos y mandíbulas al tigre dientes de sable. En 1930 casi quedaron extinguidas, tomándose 50 años en volver a reivindicarse gracias a la ayuda por parte los humanos. Hasta hoy estos animales pueden verse con facilidad en distintas zonas y reciben ayuda humana para su hábitat.