Musaraña

La musaraña

También conocido como Soricidos, pertenece a la familia de los Soricomorpha y es relacionado con un ratón por su tamaño. Aunque en realidad tienen conexión con los topos y los erizos a pesar de su aspecto. Se caracteriza por sus diminutos ojos y un hocico alargado con bigotes similares a los del ratón. Estos ejemplares pueden verse con facilidad en casi todo el mundo. Este animal mide entre 3.5 y 5 centímetros con un peso que va desde 1 gramo hasta los 3 gramos. Estos animales son muy activos y cazan su comida de día y de noche. Además de que consumen casi si peso en comida de forma diaria.

Distribución de la musaraña

Por lo general podemos encontrar diminutos ejemplares de esta especie en el Norte de África y suroeste de Europa. De igual forma, en países como Portugal, Alemania, Austria, Norte de Suiza y sureste de Francia. Se han encontrado numerosos ejemplares en Gran Canaria, islas de Francia y Gran Bretaña y en la isla de Girona. Donde se encuentra una gran distribución y número de ejemplares es en la Península Ibérica. Aunque estas están sin presencia en las zonas de mayor altura sobre el nivel del mar. Por otra parte, hay un buen número de la especie en Argelia. De igual forma en Túnez y las islas del mediterráneo como Ibiza, Cerdeña, Pantelaria y Galita.

Historia de la musaraña

Se tiene conocimiento de un fósil encontrado en China con un aspecto muy similar al de este animal. Este data de aproximadamente unos 160 millones de años de historia. El hallazgo podría significar el primer paso de la existencia de la musaraña y el nacimiento de los mamíferos placentarios. Esto modificaría las creencias de la existencia de estos animales unos 35 millones de años antes. Este animal tan antiguo presentaría todas las capacidades para poder sobrevivir en la era jurásica. Tanto por su tamaño como por el desenvolvimiento en la fauna.