Saltar al contenido
Animales

El oso panda rojo

Este tipo de oso es omnívoro y pertenece a la familia de los Ailuridae. Aunque en el pasado se introducía dentro de los prociónidos y los ursidos. El pelaje de este animal hace referencia a su nombre siendo un color pardo rojizo con cola larga y peluda. Tiene patas cortas y una forma muy peculiar para caminar. Los ejemplares de estos osos pueden medir de 30 a 60 centímetros y los machos pesan unos 6 kilos en promedio. Aunque las hembras son mucho más livianas con un peso de 4 kilos en promedio. Este animal es especialista en comer bambú, teniendo una cabeza redondeada con orejas rectas de mediano tamaño.

Distribución y hábitat del oso panda rojo

Estos animales tienden a encontrarse en el sudeste de Asia, el Himalaya, el sur del Tíbet, Bután, nordeste la India. De igual forma en las montañas de la provincia China de Sichuan. Donde además puede estar la mayor zona de refugio para los ejemplares de esta especie. Su fascinación son los climas con temperaturas relativamente normales entre 10 y 25 centígrados. Algunos ejemplares prefieren las zonas montañosas que superan los 1800 metros sobre el nivel del mar. Incluso hasta unos 4800 metros sobre el nivel del mar. Se cree existen unos 2500 ejemplares de la especie que está totalmente amenazada en cuanto a su extinción.

Historia del oso panda rojo

Se cree que el panda rojo es nativo de las montañas del Himalaya, Bután y todo el sur de China. Sin embargo, según algunos fósiles encontrados en distintas partes de América del Norte. El origen real de estos mamíferos se remonta según distintos fósiles a 25 millones de años en el interior europeo. Debido a las distintas adaptaciones este animal logró evolucionar en muchos aspectos. Tanto en su dentadura como en sus patas para una mejor estabilidad.