Saltar al contenido
Animales

La Ratufa

Este pequeño roedor similar a una nutria o a una ardilla pertenece a la familia de los Sciuridae. Aunque todos estos ejemplares están totalmente relacionadas con sus similares, las ardillas. Los ejemplare de la Ratufa Indica o la Ardilla malabar en adultez pueden llegar a tener un metro de longitud. En cuanto a su peso en estado de madurez, pueden pesar hasta un total de 2 kilos. En cambio la Ratufa Bicolor puede llegar a tener unos 50 centímetros en promedio de longitud. Por otra parte, tienen una cola más larga que su cuerpo de hasta 60 centímetros en promedio. Su color tiende a ser marrón oscuro con destellos de color negro o tonos oscuros. Mientras que en su pecho puede ser de color Beige y algunos ejemplares con rasgos Blancos.

Hábitat de la ratufa

La ratufa bicolor en especial se puede ver en el sur de Asia, con preferencia en las coníferas de hoja ancha. Por el sudeste asiático prefieren los bosques de hoja perenne. Estos ejemplares pueden verse también en algunas de las selvas tropicales de la Península de Mala e Indonesia. Aunque su población en estos lugares no es extensa ya que hay mucha pelea por el territorio con los primates. Donde más se pueden ver estos animales es en el parque nacional de Kaziranga, estado de Assam en la India.

Historia de la ratufa

Este animal no se encuentra actualmente en peligro de extinción. Ya que tiene un buen número de ejemplares distribuidos en distintas partes del mundo, donde predominan Europa y Asia. Las ardillas llegaron hace unos 36 millones de años desarrollando características similares a las de la ratufa. Estas desprendieron de la especie para desarrollarse en lugares llenos de árboles para una mejor estadía. El proceso evolutivo les brindó una larga cola para ayudarse en el traslado por árboles o como medio de protección.