Saltar al contenido
Animales

El serval

Este felino pertenece a un único género dentro de su grupo. Por lo que desde el año 1996 se encuentra en preocupación menor en cuanto a su estado de conservación. Tiene aproximadamente unos 100 centímetros de largo con una cola que puede llegar a medir entre 25 y 45 centímetros. Su contextura es delgada con cabeza pequeña donde predominan sus grandes orejas. Sus patas son largas que lo ayudan a recorrer grandes espacios y subir las praderas donde se encuentran principalmente. Tiene una coloración en su pelaje de tonos amarillentos con manchas negras. No logran subir a los árboles pero se destacan en habilidades para correr y cazar, donde predominan dietas en roedores.

¿Dónde se encuentra el serval?

Su principal hábitat para desarrollarse son las sabanas, selvas y los semi desiertos aunque puede encontrarse en matorrales. Esto, los hace predominar en el continente africano excepto donde el desierto es mucho más asentado. Este animal ha sufrido números excesivos de caza por lo que se ha extinto en algunas regiones del continente. En el norte del Sahara se tiene conocimiento de un gran grupo que se extinguió con el tiempo. Aunque actualmente hay presencia de ellos en regiones de Túnez. De igual forma estos tienen buenas probabilidades de reproducción y de crecimiento lo que hace un crecimiento poblacional notorio.

Historia del gato Serval

Se tiene conocimiento que este felino ha sufrido el intento por ser domesticados desde la época del antiguo Egipto. Los más adinerados poseían este animal como mascota pero lo cierto es que es solo un animal salvaje. Sin embargo, esta especie originaria podría estar extinta pero dejado como heredero a este serval. Además, se tienen registros desde el año 1880 e incluso 1930 en los desiertos de Argelia. Luego de esto su reproducción se mudó a Túnez y se ha ido reproduciendo con ejemplares similares. Uno de los ejemplares de estos cruces incluso son gatos domésticos, dando origen al Savannah.